Cerdos en puya, tradición que mantiene gran demanda en Santiago

SANTIAGO. Los cerdos a la puya o chilindrones, como popularmente se les conoce, tienen gran demanda durante todo el mes de diciembre de cada año, pero para esta ocasión se desbordaron los pedidos, a pesar de que su precio es más elevado que en el 2016.

En un recorrido realizado por los distintos puestos de venta de carne de cerdo asada, se comprobó un notable incremento del consumo de los puercos a la puya los cuales los ciudadanos lo compran entero o por piezas.

Juan de Jesús Rivas, con más de 25 años con un puesto de asado de cerdos en la calle del Guano, en la zona este de esta ciudad, refirió que este año ha vendido el doble del anterior.

“Hasta para Bávaro tengo que enviar 20 cerdos para la fiesta de un complejo hotelero, además de los encargos y otras ventas sueltas”, subrayó Riva.

Indicó que para este domingo 24, tiene que entregar 180 cerdos, rellenos de moro de habichuelas rojas y negras, así como de guandules.

“El chilindrón se lleva mucho ajo, agrio de naranja, orégano, sal y la pimienta que no puede faltar, porque ese condimento completa el toque perfecto del puerco a la puya”, puntualizó Rivas.

Dijo que los cerdos más económicos cuestan 5 mil 500 pesos y los más caros 8 mil 500 y hasta 9 mil pesos, porque son los que pasan de 25 libras.

Juan de Jesús Riva tiene doce empleados en dos hornos donde asa los cerdos y paga mensualmente los impuestos al Ayuntamiento.

“En este mes me subieron un poco el impuesto, pero de la correa sale el cuero, no me quejo, estoy vendiendo más que nunca”, expuso Rivas.

Cabildo

El Ayuntamiento local dispuso que todas las personas que colocaran mesas en las calles para vender carne de cerdo, tenían que pagar un impuesto, por lo que muchos decidieron no vender el producto como lo hacían anteriormente.

Por cada mesa el Ayuntamiento pretendía cobrar mil pesos.

En la cena de Nochebuena hay dos productos que no pueden faltar, que son el cerdo y la telera.

Publicar un comentario

0 Comentarios