Gobierno de Danilo dice procura fortalecer leyes migratorias

SANTO DOMINGO. El director general de Migración reveló que se trabaja en la implementación del proyecto Dominican Republic, Inmigration Information Management System, DRIIMS (DOM-02), para reforzar la seguridad nacional.
—¿Cuáles retos enfrenta en la actualidad la Dirección de Migración?
Por nuestra ubicación, el escenario planteado nos exige una mejora constante de los servicios que ofrece la Dirección General de Migración, de manera que se haga más ágil el acceso por nuestras terminales, trayendo consigo la necesaria automatización de los procesos, a la vez que se procura el fortalecimiento de los controles migratorios, haciendo más seguras las fronteras nacionales.
—¿Cuáles son los principales grupos migratorios que se encuentran en el país con estatus migratorio irregular?
Podríamos enmarcarnos dentro de cinco grupos. El primero de estos grupos corresponde a los nacionales haitianos, lo cual puede constatarse fácilmente cuando observamos las nacionalidades que se acogieron al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), donde encontramos que alrededor del 97.8% corresponde a la nacionalidad haitiana. Las razones son más que obvias; una multiplicidad de factores inciden en esa realidad e inician por una frontera común con condiciones socioeconómicas muy particulares. En segundo lugar, obedeciendo a patrones muy diferentes, nos encontramos con una migración importante de venezolanos, que aunque en su generalidad ingresa legalmente al país, terminan muchos de estos en la ilegalidad por exceder el tiempo de estadía conferido por la Ley General de Migración, No. 285-04.
—¿Cuáles acciones se han emprendido durante su gestión para mitigar esa migración irregular?
Detrás de cada migrante en condición de vulnerabilidad o ilegalidad existe un verdadero drama. Bajo el mandato de la Ley 285-04, la Dirección General de Migración tiene dos tareas fundamentales; ordenar y regular los flujos migratorios en el territorio nacional es la primera de ellas, esto implica el establecimiento de controles migratorios en lo concerniente a la entrada, permanencia y salida, así como a la inmigración, emigración y retorno de nuestros nacionales. En ese sentido, han jugado un papel preponderante la adquisición de lectores de pasaportes, la captación de datos biométricos, el establecimiento de autogates y la constante capacitación de nuestros recursos humanos, todo esto inmerso dentro de un proceso de automatización de servicios, que ha dotado a nuestros aeropuertos, puertos y puntos de control fronterizo de herramientas tecnológicas de vanguardia, procurando una migración más ágil y segura.
—Recientemente se hizo un llamado a los extranjeros acogidos al Plan de Regularización a retirar sus documentos. ¿Puede indicarnos cuál es el alcance de este proceso y en qué consiste?
Ciertamente emitimos un comunicado para informar sobre el proceso que hemos estado realizando desde el 21 de octubre, el cual consiste en la renovación o cambio de las categorías migratorias que les fueron otorgadas a los extranjeros acogidos al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE). Pero antes, es necesario resaltar que en el PNRE se registraron 288,467 extranjeros, siendo regularizados unos 260,241, de los cuales 7,834 fueron favorecidos con Permiso de Residencia Temporal y 252,407 recibieron Permiso de No Residente.

Publicar un comentario

0 Comentarios