Faprouasd ratifica llamado a paro; autoridades dicen no hay dinero para aumento

SANTO DOMINGO. Con docentes a favor y en contra, los directivos de la Federación de Asociaciones de Profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Faprouasd) lograron que la mayoría de los docentes no iniciaran el semestre 2018-10.

Para Santiago Guillermo, presidente de Faprouasd, la asistencia de profesores a las aulas en la sede central fue de 1% y nula en los centros regionales.

Mientras tanto, el rector Iván Grullón dice que el comportamiento de los profesores no tendrá éxitos.

De todos modos, ni las presencias ni las ausencias de los docentes serán tomadas en cuenta, porque hasta ayer, las listas de control de sus asistencias no había sido impresa.

Aunque tímida en comparación a días normales de docencia, dentro y en los alrededores del campus universitario se observó el ir y venir de los estudiantes, propio de los días de clase. En la Facultad de Humanidades fue donde se observó mayor dinamismo en el aula.

Nos ponen de excusas

Dirigentes estudiantiles, visiblemente molestos por la decisión de los profesores, dijeron que, independientemente de las razones y argumentos de los docentes, la universidad es un patrimonio de todos los dominicanos y debe ser preservada por encima de los intereses grupales.

Yoel Concepción, secretario general de Vanguardia Estudiantil (VED), y Diógenes Gutiérrez, delegado ante el Consejo Universitario, por el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (Felabel), expresaron, por separado, que el paro solo afecta a los estudiantes.

“Ellos (los profesores) solo han utilizado estas exigencias de los estudiantes como adorno a sus reclamos, pero la verdad es que a la hora de conseguir su aumento se han olvidado luego de las situaciones y penurias que estamos pasando los estudiantes en la academia”, dijo Gutiérrez.

Expresó que desde hace un tiempo, cada vez que se le aumenta el presupuesto a la universidad, solamente se usa en aumento salarial.

Su interés es el 5%

Las profesoras Angélica Ubiera y María Teresa González fueron de las docentes que desoyeron a su gremio y cumplieron con sus labores de trabajo.

Para Ubiera, el único objetivo que tiene el sindicato es el 5% de aumento de sueldos, los demás problemas que denuncian siempre han existido.

“Vine a dar clase, porque no me pagan para hacer huelga, se debe buscar otra forma de reclamar que no sea privar a los estudiantes de la educación, porque si ellos tuvieran dinero estudiarían en una universidad privada”, comentó Ubiera.

Por su lado, González explica su presencia en las aulas, porque Faprouasd tomó la decisión sin ser aprobado en asamblea. Entiende que el semestre debió iniciarse y que conjuntamente se den los pasos para lograr los reclamos, que dice son justos.

Sobre el particular, Guillermo asegura que en la asamblea celebrada en febrero del pasado año se le otorgó poderes al comité ejecutivo, para que asuma todo tipo de acción para hacer cumplir el acuerdo que firmaron con las autoridades.

Publicar un comentario

0 Comentarios