Fernando Peña: PRM amenaza dividirse por aspiraciones personales de sus dirigentes


Por Fernando Peña

Es como si los partidos políticos o los políticos vivieran de la división.

Es que han olvidado la esencia de su naturaleza, que es trabajar en función del interés de la ciudadanía y no de ellos.

El PRM salido de la provocación de una crisis en el PRD, internamente atraviesan una crisis general, en que se vislumbran claras divisiones y disputas entre sus dirigentes y miembros.

Las declaraciones ultimas de altos dirigentes de ese partido, sus pronunciamientos y acciones apuntalan, revelan la verdadera naturaleza de esos dirigentes que se fueron del PRD, carente de una visión de unidad, de criterio político, de proyecto de nación, de vocación de Poder, el protagonismo su ambición de dirigir, de mandar, es lo único que cuenta.

El presidente actual del PRM, Andrés Bautista, sometido en un expediente de supuesta corrupción con el caso de Odebrest, se destapa con estas declaraciones: “Mi preocupación es que se esté sembrando el germen de la división en el PRM”.

Y confiesa “el perremeísta trae la división en la frente”.

De sus palabras ofrecida a un diario nacional se desprende que también hay problema financiero y de manejos de los 500 mil pesos mensuales que recibe de la JCE.

Dice que acumularon una deuda de 140 millones “de pesos los cuales todavía debemos 20 millones de pesos de intereses”, acoto el presidente del PRM.

Reclama que “es imprescindible de contables, auditores para poder administrar”.

 El PRM recibía 500 mil pesos mensuales y había que pagar 280 mil el local. Hay una nómina reducida, pero es imprescindible de contables, auditores para poder administrar.

Lamentablemente, gran parte de los adherentes del PRM apuntan sus cañones hacia divisiones y crisis.

Una de las peores enfermedades que afectar la estabilidad de la sociedad es la “división”.

Jesucristo dijo que “todo reino dividido contra sí mismo no prevalece” estableciendo el principio básico de que la estabilidad de un estado, familia o empresa, depende de la unidad de sus miembros.

Bien dijo cierto pensador, que el diablo no sabe ni sumar y restar, pero tiene un doctorado en división, porque si divides, destruirás.

Y eso ultimo fue lo que hicieron en el PRD, solo que en al partido blanco no pudieron destruirlo, y ahora reeditan esa misma practica en el PRM.

El PRD, con Miguel Vargas como guía y líder se salió de esa trampa de la división, de la confrontación, entendió que ellas alejan a los partidos del poder y de cumplir sus objetivos en la sociedad.

Miguel Vargas visualizó que esas divisiones políticas llevan al país a una división social, que ya no es ideológica, sino de ambiciones humana, entonces la democracia se debilita y la convivencia social se vuelve caótica.

En el PRD no hay división, no hay contienda, ni revancha, no violencia.

Si los políticos no buscan la armonía y las solides de unidad, difícilmente podrán sobrevivir en esta sociedad, que cada vez es más violenta.

¿De dónde nace la división? De la ambición, terquedad y el deseo de poder.

Miguel Vargas y el PRD retoman su norte, su compromiso, el camino de la disciplina partidaria de ser un partido pragmático.

Atrás tienen que quedar los partidos de montonera, donde la gente se vive cambiando, en donde la gente vive llegando, en donde muchas veces se piensa que lo importante es tener un costalado de votos y no un costalado de apoyos, de identidad con las urgentes necesidades de la opinión pública.

Un grupo del PRD perdió el norte, y eligieron la confrontación la división, se fueron y crearon al PRM, y resulta que ahora asumen las mismas prácticas de confrontación de división con la que intentaron destruir al partido blanco.

Entonces ahora comienzan a resquebrajarse y cada uno quiere ir por su lado, porque no tienen líderes que sean respetados, ni admirados, que den ejemplo.

Es una búsqueda enfermiza de poder por el poder, de ambiciones, de dirigir ellos o que, entre el mar, con el solo objetivo de buscar beneficios particulares a través la politiquería.

Lamentablemente el PRM ha devenido en un fiasco… Han terminado con su conducta dando le razón a Miguel Vargas.

El PRD poco a poco se recompone, se disciplina, se moderniza, lejos de los rudos, las confrontaciones y divisiones.

Miguel Vargas en el PRD y en la alta función que ocupa como Ministro de Relaciones Exteriores va haciendo bien su gestión, seguro que en el día de mañana recibirá el reconocimiento de sus compañeros de partido y de la sociedad.

Seguro que, en el mapa político de 2020, que está en construcción, el PRD jugara un papel trascendental

Todo el mundo sabe que las próximas elecciones serán de alianzas, no serán elecciones unipersonales, y el PRD será el que tendrá la oportunidad de decidir una primera o segunda vuelta electoral.

Mas aun con la división, la confrontación y los disgustos que se ve en el PRM, y  la falta de credibilidad en sus dirigentes.

Publicar un comentario

0 Comentarios