Lo que dije sobre la elección de precandidatos en el PLD


El día de hoy 16 de agosto del año 2019, en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se acaba de escribir una nueva página, donde se repiten los acontecimientos históricos dominicanos, en lo que una vez Juan Bosch llamó “la arritmia histórica dominicana”.



¿Qué es lo que acaba de suceder?

Voy a responder a varias personas que leyeron mis vaticinios sobre la pasada reunión del sábado 10 de agosto del 2019, del todavía Comité Central del PLD.
Antes de hacerlo, transcribo literalmente, algunos de mis vaticinios. Dije:

Primera premisa:
“1.- En la reunión del comité central del PLD,  si el discurso de Danilo Medina se lleva a la realidad, el Dr. Leonel Fernández quedará fuera de combate a lo interno del PLD”.
Nota: Si esta primera premisa no se produjo fue por el hecho de que Gonzalo Castillo se inscribió muy tarde como precandidato, habiendo dejado correr a los denominados “alitas cortas” del PLD. 
Lo que sucedió hoy por primera vez en la historia política del PLD, donde sus dirigentes nacionales y líderes de las llamadas tendencias, “violan decisiones del todopoderoso comité político del PLD”, a mi entender es la antesala de lo que le espera al PLD y sobre todo a Leonel Fernández Reyna. 

Segunda premisa:
“2.- Si antes de que se produzca la reunión del Comité Central, en el litoral de lo que se conoce como “Danilismo Radical” (En otros tiempos, corrientes filosóficas, botellismo, capuchinos, etc), la cordura se impone, la sorpresa será la inscripción de la Dra. Margarita Cedeño de Fernández, la que sería propuesta por una de las mini corrientes adheridas a la corriente principal del Danilismo. Y pasarían Leonel Fernández y Margarita Cedeño de Fernández, como una jugada ante el posible tranque posterior que se ve venir”.

En la reunión del Comité Central, vimos al presidente Danilo Medina romper el impasse presentado, proponiendo la presentación en bloque de los precandidatos, evitando entonces, que a cada uno les contaron los votos.

Nota: Sin dudas, se trató de una jugada maestra del presidente, con lo que evitó que en ese escenario se evidenciaran las reales contradicciones entre sus seguidores y los de Leonel Fernández.
En mis observaciones, entendí que aquello fue circunstancial, debido a lo que dije anteriormente. Los conocidos precandidatos del danilismo hasta ese día no tenían las fuerzas para vencer a Leonel. En otras palabras, no era el momento de avasallar al ex presidente.

Cuarta premisa:
“4.- Al día de hoy, dentro de los denominados “alitas cortas” para enfrentar a Leonel Fernández, ninguno califica para una batalla final. Solo Gonzalo Castillo tiene los números para una posible batalla”. 
Fíjense que hablé de “batalla final”, la que para los fines de estas palabras será el 6 de octubre 2019, cuando se harán las primarias del PLD para escoger el candidato de ese partido.
Nota: Quienes han estudiado la historia dominicana, estarán contestes con lo que percibo y es que con la aprobación de la Ley de Partidos Políticos y los reglamentos posteriores, en la República Dominicana “quedaron liquidadas las estructuras de los partidos tradicionales”.
Esa liquidación explica que hoy 16 de agosto del 2019, el único partido grande del sistema donde la disciplina y el respeto de los acuerdos eran su norte, acaba de pasar la lucha de los órganos a las personas, lo cual es un gran retroceso del país.

¡¿Quién será el árbitro del PLD, si el Comité Político dejó de serlo?!
Si observan lo que dije, hablé de Gonzalo Castillo, quien sin dudas, con el solo lanzamiento se llevó de paro a todos los que aspiraban dentro del danilismo.
¿Será el candidato del gobierno contra Leonel Fernández?
Invito como he hecho en todas las ocasiones en las que escribo sobre el PLD, el cual aún sigue siendo el partido en el que milito, a estudiar los acontecimientos surgidos en las filas de los trinitarios y luego entre Santanistas y Baecistas, en el siglo XIX y más allá.

¿Se repite la historia? Veremos.

Quinta premisa:
“5.- Si Danilo Medina está convencido de que no tendrá posibilidad de volver a ser candidato, con habitación constitucional, probablemente estemos ante un acontecimiento histórico de gran trascendencia y es este: Danilo Medina cerrará el ciclo de Leonel Fernández, de él y de Hipólito Mejía, para dar paso a nuevos liderazgos (Lo que llamó sangre nueva) y con esto crea un nuevo escenario, en el que probablemente estemos ante la reedición de “UN NUEVO FRENTE PATRIÓTICO TIPO BALAGUER”, pero desde adentro del PLD, con el objetivo claro de obtener los resultados contrarios al Frente Patriótico del 1996”.

Este fue uno de los escenarios planteados en mi escrito anterior. Anoten la fecha, como dije.
Si como dicen ahora los sectores del equipo del presidente Medina, lo que se le hizo al diputado Demóstenes Martínez, quien fue escogido en un acuerdo del comité político para presidir la Cámara de Diputados a partir del 16 de agosto del 2019, al ser impedido de ser electo, alegándose que Leonel Fernández impidió “con turbas y manifestaciones frente al congreso” la aprobación de una nueva reforma constitucional para permitir otra posible repostulación del presidente, los probables nuevos intentos de “habilitar al presidente de caras al 2024”, pudiera traer peores consecuencias.

Nota: Si Leonel Fernández no resulta electo en el PLD, siendo derrotado por el candidato de la corriente del presidente, la habilitación correrá probablemente la misma suerte.
Debo decir que hoy los organismos y órganos del PLD quedaron heridos casi de forma mortal. Si desde arriba no podrán respetarse los acuerdos, los del abajo también harán lo mismo. “De lo general a lo particular; y de lo particular a lo general” entró en crisis.

Para finalizar, apenas empiezan elecciones. Lo que podemos comenzar a presenciar no pinta nada bien.

Debo decir a quienes me leen que el hecho de que me sienta en el deber de escribir sobre acontecimientos nacionales, no implica que tenga preferencia por ningún sector en el PLD.

Lo puedo asegurar y siempre he asumido las consecuencias de mi libertad, que escribo libre como el viento, porque como dije una vez refiriéndome al poeta de la brevedad Dionisio López Cabral, “nunca seré un titiritero de la pluma”.

Si el panorama sigue su curso, serán las masas si despiertan de sus propios sueños trasnochados por el silencio de las dádivas o las desidias, las que se conviertan en las sepultureras de ambiciones.
Complacidos y complacidas quienes me dijeron: ¿“No vas a decir nada sobre lo decidido hoy en la Cámara de Diputados”?

Atentamente

Daniel Mena
Ex juez penal de la República Dominicana, escritor, Networker, coach, abogado y analista.

Publicar un comentario

0 Comentarios