Pastora evangélica afirma tener relaciones sexuales entre la pareja es pecado (fornicación)