Leonel Fernández promete que en un nuevo gobierno ningún empleado de otro partido será cancelado