Miseria y desorden institucional en el sistema burgués


Por José Espinal Marcelo.

La suspensión de las elecciones municipales del día de ayer (domingo 16/02/2020), es el trauma de una cadena de crisis económica, política, social, institucional y electoral del sistema capitalista. La expresión de crisis general que explotó por el sistema electoral es la manifestación del fracaso de la opción del estado burgués. 

Los instrumentos de poder de la burguesía no tienen credibilidad ni respaldo popular, están altamente desacreditados con un desgaste institucional del sistema de gobierno, de la justicia (incluyendo las Altas Cortes), la JCE, el congreso y los estamentos de represión (FFAA y Policías).

Las elecciones que pretendía realizar la partidocracia como oxígeno y alternativas al pobre y desacreditado liderazgo político con que dirigen al pueblo y nación dominicanos volvió a fracasar, en esta ocasión de una forma vulgar. En resumen, la partidocracia gastó más de 14 mil millones de pesos del pueblo en la farsa electoral.

La crisis superior del sistema evidencia, entre otras cosas que:

  • El sistema capitalista fracasó.
  • El sistema de partido con su corrupto sistema electoral es antidemocrático y no toma en consideración ni respeta la voluntad popular. 
  • Las supuestas elecciones democráticas, no funcionan ni para legitimar su propio desorden institucional.
  • El desorden electoral burgués es un derroche de los recursos del pueblo. 
  • El sistema electoral burgués está dominado por los corruptos del sistema capitalista.

En tal sentido, somos partidarios de la orientación, organización y resistencia de los sectores de clase oprimidos contra los responsables del desorden institucional, de la corrupción y la impunidad, de los generadores de la miseria y las desigualdades sociales.

El autor es parte de la coalición de organizaciones sociales y populares agrupadas en Articulación Social.

Publicar un comentario

0 Comentarios