Se murió mi familiar de coronavirus y no lo pudimos sepultar ¿cómo enfrentar el duelo?


Por Paola Ramírez 

El duelo es una repuesta natural y saludable frente a la pérdida. Sin embargo, enfrentar la pérdida de un ser querido no es nada fácil. El dolor que se experimenta durante el proceso de luto puede afectar el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu. 

En sociedades como la nuestra, cuando fallece algún ser querido lo común es que se realicen velorios, nueve días y las acostumbradas velas, las cuales se hacen con la finalidad de reunir a los allegados, siendo esta una forma de homenaje al difunto, pero esta tradición se ha visto empañada por el coronavirus y es que las autoridades sanitarias han prohibido las aglomeraciones de personas como una forma de frenar el brote. 

Algunas personas también han asegurado que las autoridades sepultan ellos mismos aquellos fallecidos por coronavirus.

Las personas han acatado la medida de no realizar ceremonias religiosas o reuniones de despedida a sus seres queridos. Pero esto no deja de ser preocupante y doloroso y más cuando la muerte ha ocurrido por el coronavirus y que las personas fallecidas por el virus podrían suponer un riesgo de infección para quienes entren en contacto directo. Esto deja de lado los besos y abrazos de despedida hacia su ser querido.

  • ¿Cómo afrontar el duelo en tiempo de coronavirus?

Es normal que las personas quieran reunirse para despedir a sus seres queridos, muchos se quedan con el deseo de haber realizado a sus difuntos una ceremonia como ellos querían. Superar una pérdida no es fácil y toma tiempo.

Aquí te dejo algunas recomendaciones que pueden ayudar a afrontar ese momento difícil: 

1) Hablar de la pérdida con algún familiar o amigo. Esto ayudará a sacar todo el dolor por el que estás pasando y también ayuda a comprender lo que ha sucedido. Mientras que negar que ocurrió puede llevar al aislamiento y caer en depresión.

2) Aceptar tus sentimientos. Después de una pérdida es normal experimentar todo tipo de emociones y sentimientos, como tristeza, rabia, impotencia, frustración y agotamiento.

3) Cuidarte y cuidar a la familia. Debemos reconocer que aún tenemos personas que están a nuestro alrededor y quizás dependen de nosotros. Hoy más que nunca debemos cuidarnos, comer bien y descansar, eso ayudará a superar la pérdida y seguir adelante. 

4) En caso de que alguien este pasando un duelo, ayudarlo a lidiar con la pérdida. Como bien sabemos las reuniones están prohibidas, pero una llamada o mensaje de aliento pueden servir de mucho y más cuando la persona que ha sufrido la pérdida vive sola.

5) Si vives cerca de esa persona, siempre y cuando se tomen la medidas sanitarias puedes llevarle alimento, ayudarle a limpiarle su casa o simplemente hacerle compañía para que no se sienta sólo.

Espero que esta recomendaciones sean de ayuda. Para finalizar esta entrega lo hago con una reflexión de Jorge Bucay: "El proceso del duelo permite buscar para tu ser querido el lugar que merece entre los tesoros de tu corazón. Es recordarte con ternura y sentir que el tiempo que compartiste con él o ella fue un gran regalo. Es entender con el corazón en la mano que el amor no se acaba con la muerte".

Publicar un comentario

0 Comentarios