La política dominicana, entre las pirañas y las sanguijuelas



Por Félix Capellán 

La sanguijuelas chupan y las pirañas devoran. ¡Hay de los pobres que caminan y nadan por esos charcos ríos y mares contaminados por esas especies malignas!

Nuestros pueblos hoy más que nunca tienen un reto por delante que consiste en demostrar su capacidad e inteligencia para salir del cerco a que lo tienen sometido, aplicando el método de ataque y contra ataque.

Esto se logra con una firme decisión de unidad y lucha en todos los sentidos y que el fuego de las masas haga desaparecer las pirañas y sanguijuelas que los asedian. 

El momento es de unidad y lucha, la justicia social se impone para que caminemos juntos para descontaminar los lagos, ríos y mares dónde se encuentran las pirañas y sanguijuelas.

El porvenir le pertenece a nuestro pueblos, ni un paso atrás en la victoria.

Publicar un comentario

0 Comentarios