Obligatoriedad no es lo mismo que obligación. Evite cometer este error



Evite errar en el uso de estas dos palabras que son parecidas, pero no significan lo mismo. Aprenda la diferencia. El periódico LA HOJA RD ha hecho las investigaciones para mostrarte su uso correcto.

En los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «El juez ha dejado en libertad sin fianza, pero con la obligatoriedad de presentarse cada 15 días en el juzgado, a los tres porteros de un pub de Lérida» o «Las novedades incorporadas este año para obtener este premio son la obligatoriedad del municipio de cumplir con la normativa europea».

De acuerdo con las definiciones del Diccionario académico de obligatoriedad y obligación, las personas y organismos tienen obligaciones, mientras que las cosas pueden caracterizarse por su obligatoriedad.

DEFINICIÓN 

La obligatoriedad es la ‘cualidad de obligatorio’ que tienen algunas cosas, mientras que una obligación es ‘aquello que alguien está obligado a hacer’, esto es, lo apropiado es hablar de la obligatoriedad de algo y la obligación de alguien, pero no de la obligatoriedad de alguien de hacer algo. 

EJEMPLO

Así pues, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «El juez ha dejado en libertad sin fianza, pero con la obligación de presentarse cada 15 días en el juzgado, a los tres porteros de un pub de Lérida» y «Las novedades incorporadas este año para obtener este premio son la obligación del municipio de cumplir con la normativa europea».

Obligatoriedad sí está bien empleado en frases como «La obligatoriedad del casco complica la vida a los sistemas públicos de alquiler» o «El texto establece la obligatoriedad de esta ley para todos los ciudadanos».

Publicar un comentario

0 Comentarios